Ya tomaste la decisión de iniciarte en el running; tienes algo de ropa para entrenar y unos zapatos deportivos que están como nuevos. Ahora sí, ¡empecemos! Puede que salgas el primer día a correr y continúes así por unos días más, pero cuando la rutina laboral u hogareña se complique, es muy probable que digas “no me queda tiempo para continuar”. Resulta que para iniciarse en cualquier deporte e incluso en otras actividades, lo primero es tener una META.

 

La meta muchas veces la asociamos con un evento social en particular donde se busca estar reluciente con tan sólo bajar unos kilos para usar un atuendo en específico. Pero, fuera de profundizar si está bien o no fijarnos metas relacionadas con un momento puntual de nuestra vida, en donde el físico es lo que tiene mayor relevancia, cierto está que perderemos de vista muchos aspectos de valor para continuar con la motivación al máximo y evitar desertar.

 

Es muy notorio el efecto positivo que tiene el fijarse una meta deportiva, es decir, seleccionar una competencia con tiempo suficiente para entrenar y además, a la que podamos asistir. Para los principiantes, lo ideal es escoger una carrera dentro de la misma ciudad de residencia o a unos pocos kilómetros, de forma que sea más fácil de alcanzar y el tema económico no interfiera si algo no surge como lo teníamos planeado.

 

Ahora bien, ¿cuánto tiempo mínimo debo entrenar antes de la competencia? ¿dónde consigo la información de estos eventos deportivos? ¿puedo iniciar con un maratón si nunca antes he corrido? Estas serán las preguntas iniciales, ¡ya luego vendrán muchas más!

 

 

¿Cuánto tiempo necesito para prepararme para una carrera? 

 

Prepararse para cualquier competencia requiere tiempo, no sólo para entrenar, sino también para informarse y lograr nuestros objetivos de manera agradable. De igual manera, este factor es importante para promover un comportamiento saludable y lograr crear el hábito de correr.

 

Los estudios más recientes indican que para lograr crear un hábito, la acción debe repetirse al menos 66 días no importa si hay interrupciones (recordemos que estamos hablando del mundo real y no de un laboratorio).

 

Estos 66 días deben planificarse según nuestros compromisos de manera ordenada, en este caso pensemos en destinar cinco días de la semana para entrenar con lo cual, pudiéramos fijarnos una carrera a realizarse en tres meses y medio luego de nuestro primer entrenamiento. Así, garantizaremos que el ejercicio sea progresivo y placentero, además de lograr entrenar de manera automática, promoviendo así un nuevo hábito.

 

 

¿Dónde puedo encontrar información sobre eventos deportivos de interés?

 

¿Habrá una carrera disponible en tres meses y medio? La recomendación general es buscar en Google palabras como “eventos de running”, “carreras próximas”, “correr en…” siempre colocando bien sea el país o la ciudad de residencia.

 

Así mismo, existen muchos grupos de Facebook que ayudan a corredores en muchos aspectos, lo ideal es realizar una primera búsqueda e identificarse con alguna comunidad de corredores según nuestro poder adquisitivo, ubicación, horario de entrenamiento, edades, etc. Recomendaciones por parte de compañeros de carrera siguen siendo siempre una buena idea; correr es también un evento social.

 

 

¿Qué distancia es más recomendada para iniciarte en el Running?

 

Un evento de 5Km es excelente para iniciarse.  Una persona promedio culminaría esta distancia en un rango de 35 a 40 minutos a un paso de trote suave, habiendo entrenado de manera constante sólo unas cuantas semanas.

 

El récord mundial de 5000m lo tiene Kenenisa Bekele con un tiempo de 12:37.35 minutos (2004) en la ciudad de Hengelo, Holanda. ¡Increíble! La idea no es desanimarlos sino tener este dato como referencia por si alguno de ustedes quiere convertirse en elite después.

 

Es importante recordar que nos estamos iniciando en el mundo del running y que la idea es romper la barrera de los 66 días para lograr crear un hábito. En menos de un mes de entrenamiento constante, ya estaremos en la capacidad de correr 5Km a un buen ritmo, de seguir así, 10Km no suenan tan descabellados.

 

El récord mundial de 10Kms es de 26:17.53 minutos y no es que ande con favoritismos, pero el señor Bekele nuevamente logra posicionarse de primero en el año 2005 en la Ciudad de Bruselas, Bélgica.

 

Si volvemos a nuestra realidad y extrapolamos los tiempos de 5Km, podemos pensar en correr nuestros primeros 10 Km en 1 hora 10 minutos aproximadamente luego de haber seguido un plan de entrenamiento acertado. Viéndolo de esta manera, en 2 meses de entrenamiento, realizar 10 Km es viable y podemos seleccionar una carrera de esta distancia que nos haya llamado la atención y cuya fecha coincida con los 3 meses y medio posteriores al inicio del entrenamiento. Importante es que te sientas cómodo, y que la distancia que escojas sea aquella que disfrutes y te motive a seguir intentándolo.

 

Si por el contrario quieres ser más osado, los 21Km o medio maratón es más que posible también. Aquí una pequeña anécdota de mi súper grupo de corredoras, sí, lo escribí bien, sólo somos nenas y ha sido una experiencia fantástica digna de replicar en cualquier lugar del mundo.

 

Mis primeros 21 kilómetros en tres meses y medio de entrenamiento

 

En septiembre de 2018, la tienda francesa Decathlon ubicada en la ciudad de Mérida, en Yucatán, México, lanzó una convocatoria por Facebook para todas aquellas mujeres que nunca hubiesen corrido una media maratón y quisieran hacerlo.

 

Se seleccionaron 21 chicas de diferentes edades (20 a 43 años), diferentes estratos sociales, nivel académico, etc. Un grupo muy heterogéneo.  Todas corríamos a diferentes ritmos, tanto así que, dentro del grupo, la persona que más distancia había hecho corriendo era yo con 17 kilómetros hace 10 años, y apenas durante un entrenamiento. La cita era todos los sábados a las 6 am en las afuera de la tienda con un entrenador muy activo físicamente y con un buen historial en el mundo del running.

 

El entrenador fue una persona clave, nos inició y guió durante los 4 meses que duró el programa. Su entusiasmo por el running nos cautivaba diariamente, pues a pesar de vernos con él sólo una vez a la semana, nos comunicábamos por un grupo de WhatsApp en donde no sólo nos recordaba el entrenamiento del día, sino que nos mimaba con algunos párrafos de libros inspiradores, historias de sus grandes hazañas y mucho más.

 

El grupo se fue conociendo progresivamente, comenzaron las propuestas de vernos otro día además del sábado, bien fuera para correr o para tomar un café. Cada integrante tenía algo muy valioso que aportar y sin quererlo fuimos creando un grupo no sólo de corredoras, sino también de bienestar humano y real.

 

Dos de mis compañeras jamás habían corrido más de un kilómetro, realmente era una gran hazaña para ellas pensar en los 21Km, pero tenían 2 opciones: seguir o renunciar. Ellas decidieron seguir sin desistir, al igual que las otras 14 chicas que lograron su medalla como medio maratonistas. Si sumamos, notaremos que 5 personas desertaron y lo más increíble de todo es que fueron las que menos se integraron con el grupo desde un principio, por lo que podemos concluir que el apoyo social es una herramienta importante para el cumplimiento de tus metas.

 

Los encuentros que se fueron generando, le agregaron un valor importante al equipo, se discutían desde la medida de las trenzas de los zapatos, hasta la cantidad de carbohidratos que cada una comería antes de un fondo o carrera larga.

 

Las lesiones atacaron a casi todo el equipo por más cuidadoso que fuese el entrenador en la prescripción del entrenamiento y sus enseñanzas con respecto a una buena técnica para correr ¡Fue inevitable que aparecieran! Muchas creyeron que se retirarían por sus molestias físicas temporales, pero fue más fuerte el vínculo que se había creado entre nosotras; era muy difícil dejar al grupo.

 

Los problemas familiares tampoco quedaban a un lado, muchas creyeron que ya no podrían seguir, sin embargo y sin quererlo, unas inspiraban a otras en secreto o simplemente, alguna te extendía su brazo para ayudar.

 

En resumen, iniciarse sólo requiere tener una meta que nos mantenga motivados. Una vez que establezcas el hábito de realizar la actividad física, ¡tú serás tu propio guía!

 

Para reflexionar:

 

En base a mi experiencia te recomiendo seguir estos pasos y luego ¡cuéntanos cómo te va!:

 

1.- Comienza a prestar atención a la palabra running; platica con tus conocidos acerca de tu inquietud por realizar una carrera y busca informarte un poco acerca de esta actividad.

 

2.- Detecta un posible factor detonante de tu motivación, puede ser hasta el nombre de un grupo de corredores que te gustó o simplemente los buenos comentarios que puedas haber escuchado acerca de un entrenador en específico.

 

3.- Selecciona la carrera que más te atraiga que cumpla con el tiempo de entrenamiento adecuado y la distancia seleccionada para correr.

 

4.- Elige un grupo de entrenamiento, que te sirva de guía en esta primera hazaña y que asistan al evento que escogiste para iniciarte. Todo lo demás irá fluyendo sólo.

 

Esta es sólo la primera parte, seguiremos publicando sobre este tema para acompañarte en esta transición a un estilo de vida saludable.